Arte y periodismo para el desarrollo social: Entrevista a Alejandra Camila Zeballos Villa

23 MAR 2019

C. Andrés Torrico I Periodismo

Entonces sonrió. Sus ojos se iluminaron y habló sobre el futuro del desarrollo social de Bolivia. Minutos antes habíamos caminado por todo el centro de la ciudad de La Paz y yo había visto cómo ella observaba atentamente a las familias en extrema pobreza, a los niños trabajadores, a la sociedad, en general. Al final de aquella caminata entendí que ella tiene fe en la construcción, en conjunto, del vivir bien, y aporta cada día a ese fin, a través de su trabajo: la expresión artística y el periodismo.


Alejandra Camila Zeballos Villa es una joven periodista, bailarina del Ballet Folklórico de La Paz y activista por causas sociales. Actualmente, estudia la licenciatura en Comunicación Social en la Universidad Mayor de San Andrés, sin embargo, ya tiene una prometedora carrera profesional caracterizada por su pasión y altruismo por las causas sociales.

Baile boliviano I Fuente: von Torris

¿Qué es la Comunicación para usted?

Definir a la Comunicación no es sencillo. Hay quienes afirman que es una ciencia, otros que es un eje transversal, pero yo creo que la Comunicación lo es todo y por ende, un comunicador social debe tener amplios conocimientos en todas las áreas del saber humano. No basta solamente con historia, lenguaje, diseño o sociología, sino que se debe profundizar más en todas las expresiones comunicacionales. Por ejemplo, los artistas sienten y viven su arte; de esa manera, comunican. Y la expresión artística, como herramienta comunicativa, es una de las más poderosas del mundo, para la movilización social.


¿Cómo promueve la educación en expresión artística a la movilización social?

En mi experiencia como instructora de danza en colegios y centros infantiles aprendí que a través de la danza se pueden transmitir valores, tales como la igualdad y la equidad. Creo que el presente y el futuro de la sociedad están en las niñas y niños. Entonces, se debe dar educación de calidad desde edades tempranas, para reducir, por ejemplo, los índices de violencia. Pequeñas acciones pueden dar grandes lecciones: en las coreografías que hago con los alumnos, todos están conscientes de que debe existir un criterio de meritocracia, es decir, de esfuerzo, que complementa la idea de igualdad y equidad en el grupo. Esto genera un ambiente agradable y de compañerismo.


¿Cuál es el rol que juega el periodismo en el desarrollo social?

Actualmente, debemos ser estrictos con nosotros mismos como periodistas; debemos repensar el periodismo y su deber con la sociedad. Creo que es importante informar en profundidad sobre problemáticas sociales latentes en Bolivia, a través de reportajes, crónicas y documentales, especialmente. Solo así las personas podrán sensibilizarse sobre la realidad nacional.


¿Cuál es el futuro del desarrollo social?

Existen muchas organizaciones, voluntarios y gente interesada que cree en un mejor mañana para Bolivia. Yo soy una de esas personas y tengo fe en que juntos podemos aportar al desarrollo del país. Es importante que los mensajes se acompañen de acciones también, salir a la calle y estar en contacto con las personas, brindar nuestra mano a riesgo de ser rechazados. Nuestra ayuda puede cambiar y salvar vidas.


Para terminar, ¿cómo debería ser el perfil de un buen comunicador que quiera aportar al desarrollo y cambio social?

El perfil de un excelente comunicador con esa vocación debería tomar en cuenta tres aspectos:

I) Un comunicador nunca debe estar satisfecho con un trabajo mediocre que cumple con lo mínimo y trata temas superfluos, como la fiesta de alguna famosa o la relación de un futbolista, sino que debe tener un inmenso interés en comunicar, siempre, más y mejor a la sociedad sobre problemáticas sociales, para generar conciencia en la gente. En ese sentido, el comunicador, o futuro comunicador, debe hacerse la siguiente pregunta: ¿Estoy preparado para semejante responsabilidad? Personalmente, yo me hago esa pregunta y realmente me ayuda a crecer.

II) Tener una bonita voz o una linda imagen no es suficiente. Nuestro país necesita investigadores y más espacios de análisis y discusión, para aportar con soluciones a las problemáticas sociales.

III) Un comunicador tiene que ver la realidad con otros ojos; debe ser empático. Pues, somos humanos, somos sensibles y vivimos de cerca los males sociales. Entonces, un verdadero comunicador tiene la obligación de investigar, analizar y problematizar situaciones sociales como por ejemplo: la pobreza o la violencia. Esta última que desemboca incluso en casos de violación o feminicidio, por mencionar algunas consecuencias.


Como reflexión final, un comunicador no solamente debería buscar la fama o el reconocimiento en medios de comunicación, sino que también debería estar consciente del gran trabajo que se debe hacer por el desarrollo, y en ese sentido, debería también ser un voluntario o activista social, para impulsar el cambio social y promover la participación de cada vez más personas.


Carlos Andrés Torrico Monzón es Director general de Ciudadanía, coeditor de las revistas Cienciagro y Análisis, consultor en Comunicación en el Instituto Agrario Bolivia, colaborador en proyectos para el desarrollo y cambio social y fotógrafo.

#Arte #periodismo #DesarrolloSocial

84 vistas

Círculo de Investigación en Estudios para el Desarrollo de Latinoamérica

CIED-Latinoamérica

2020

  • Revista Ciudadanía
  • CIEDlatam
  • CIED Ciudadania
  • Instagram