Violencia intrafamiliar en tiempo de cuarentena

Opinión I Bolivia I 18.05.20

Andrea Angela Cárdenas Rada


Es lamentable que el índice de violencia intrafamiliar se incrementó durante esta época de cuarentena en resguardo de nuestra salud por el virus COVID-19, puesto que salieron a relucir muchos aspectos y problemáticas dentro del núcleo familiar en hogares que se creían estables pero eran solo “pantalla” disfrazados de apariencia hogares que se creía reinaba la paz pero al ser estos disfuncionales y teniendo que permanecer juntos 24 horas al día, 7 días a la semana es que la violencia psicológica, verbal y física son un medio de escapatoria errónea a la depresión o sensibilidad en la que todos estamos siendo de alguna manera sometidos.

Dividiré la violencia intrafamiliar en tres grupos, violencia entre conyugues, violencia hacia los niños y violencia a las personas de tercera edad.


La Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia de Bolivia (FELCV) atendió más de 1 216 casos de violencia intrafamiliar a nivel nacional durante la cuarentena, de los cuales cuatro de esos casos derivaron en feminicidios claro que son cifras denunciadas y deben haber casos no denunciados establecer también que en la relación conyugal la violencia también es ejercida contra el varón con la diferencia que aun en nuestro medio de pensamiento machista muchas veces el hombre no denuncia por vergüenza y no esta demás decirlo si se apersonan a algunas oficinas las mismas que su función es defender a las personas sobre la violencia dentro la familia no prestan la seriedad del caso tratándose cuando la víctima es el varón, esto en mi calidad de abogado en casos familiares pude verificar personalmente.


El caso más crítico aun es del grupo más indefenso que serían los niños ya que mueren dentro de sus hogares y a manos muchas veces de sus padres quienes son justamente los primeros que tienen el deber de resguardar de todo peligro a sus pequeños irónicamente son los primeros en ultrajarlos, los agresores en este tipo de delito muchas veces resultan ser los padres, padrastros y en menor cantidad, abuelos tíos y primos.


El escenario más común, donde se producen los asesinatos es el propio hogar de la víctima empezando por la violencia verbal psicológica y luego física. De los más de 1 216 casos mencionados hubo 33 violaciones a infantes, niños, niñas y adolescentes. Estas cifras derivan un promedio de 49 episodios de violencia y un asalto sexual a menores de edad por día.


Según las estadísticas policiales, la mayor cantidad de casos se presenta en el departamento de Santa Cruz y le siguen en orden descendente La Paz, Cochabamba y Tarija, por esta razón es que mientras dure la cuarentena por el COVID-19, esta división especializada de la Policía habilitó líneas gratuitas para que las víctimas puedan presentar sus denuncias a través de WhatsApp, una alternativa frente al 800-14-0348 a través de ese canal de comunicación, las y los afectados pueden enviar audios y vídeos pero también la ubicación del lugar donde se encuentra a las direcciones departamentales para facilitar la acción directa.


El otro grupo también altamente vulnerable es el de las personas de la tercera edad ya que el presidente de la Asociación Nacional de Adultos Mayores de Bolivia (Anambo), Eugenio Tellez, señala que ante el incremento de casos de coronavirus en el país, es "muy preocupante" ya que es un grupo etareo vulnerable se informó que un 70% de las personas de la tercera edad se dedican al trabajo informal, un buen porcentaje podría estar en los márgenes de la pobreza o insertos en ella, por lo que no es fácil encarar una cuarentena la Asociación pidió asegurar el pago de la renta y establecer permisos especiales pero garantizando su remuneración, para quienes aún trabajan en el sector público, muchos de ellos en centros de salud realizando labores de limpieza y en otros sectores, al no contar las personas de la tercera edad más allá de la Renta de Dignidad muchas veces es que se ven sometidos a maltratos por tener un lugar donde vivir y pasar la cuarentena, recordando que este grupo no puede salir a las calles considerando que hay una prohibición de que los mayores de 65 años puedan salir a la calle es que el nivel de stress y depresión también juegan un papel trascendental para las reacciones y la violencia intrafamiliar que se ve actualmente en los hogares.


Existen, al menos, cinco instancias donde las víctimas de violencia física, psicológica o sexual pueden acudir para denunciar a su agresor.


- La Policía Boliviana.

- El Ministerio Público.

- Servicios Legales Integrales Municipales (Slim´s).

- Defensoría de la Niñez y Adolescencia (esto en caso de que la víctima sea menor de 18 años de edad).

- Las autoridades indígenas originarias campesinas (si corresponde).


Por lo que en conclusión podemos advertir que esta Pandemia y los protocolos que nos sirven de seguridad como la cuarentena dejaron reflejar los problemas y problemáticas intrafamiliares existentes que no parecían de ser mucha importancia y nos damos cuenta que si no existe paz y armonía en el hogar puede desencadenar en finales lamentables, incluso llegar a muerte y violaciones, aspectos traumáticos que serán una problemática futura tanto como de personas como de sociedad.


Andrea Cárdenas Rada es abogada y docente universitaria.

403 vistas

Círculo de Investigación en Estudios para el Desarrollo de Latinoamérica

CIED-Latinoamérica

2020

  • Revista Ciudadanía
  • CIEDlatam
  • CIED Ciudadania
  • Instagram